Nunca es tarde para cumplir tus metas y hacer lo que más te apasiona. Si eres mamá, ya puedes estudiar una carrera universitaria gracias a las facilidades que las escuelas ofrecen en la actualidad. Te compartimos algunos consejos que te ayudarán en este proceso.  

No dejes que los prejuicios te detengan

 Lamentablemente, aún existen muchos juicios sobre las mujeres que son madres y deciden estudiar o trabajar. No obstante, es importante no dejarse influenciar por ello, seguir adelante con tus propósitos y enfocarte únicamente en tus propias motivaciones.  

Te puede interesar: 15 carreras que puedes estudiar en la UTAN

Elige la carrera que más te apasione

El factor más relevante a la hora de elegir una carrera universitaria es hacer lo que más te guste. Revisa con detenimiento los planes de estudio de aquellas licenciaturas que llamen tu atención, también evalúa el campo laboral de éstas, así podrás tomar una decisión informada y planear tu desarrollo profesional.  

También puedes averiguar sobre el sueldo promedio que se recibe en dichas ocupaciones y evaluar que tan rentables son.  

Selecciona una modalidad que te convenga 

A raíz de la pandemia de COVID-19, la educación a distancia se ha convertido en la modalidad más popular. Sin embargo, es posible que las clases presenciales se reinicien pronto. Por ende, es recomendable que desde el inicio decidas si cursarás tu carrera universitaria en las aulas, a través de las herramientas digitales o en un esquema ejecutivo.  

Evalúa los desafíos a los que te enfrentarás

 Las madres que estudian se enfrentan a múltiples obstáculos y desafíos, pero conocerlos con antelación puede ayudarte a superarlos cuando se presenten y evitar sorpresas desagradables.  

Escríbelos en una libreta y plantéate cómo podrías solucionarlos.  

La disciplina es tu mejor aliada

Tus estudios conllevarán un gran esfuerzo y en consecuencia, requerirás de suma disciplina para poder cumplir con los objetivos de cada clase. Es indispensable que te comprometas al 100% con tus clases para evitar retrasarte o perderte temas que sean invaluables para tu formación académica.  

Toma apuntes y procura no distraerte, ya que tus actividades como mamá o en el trabajo podrían impedirte repasar para ponerte al corriente.  

Te puede interesar: Ventajas de estudiar una licenciatura ejecutiva 

La organización es clave

Arma un itinerario con las actividades que tienes que cumplir a lo largo del día, incluidas las relacionadas con tu carrera universitaria, y define el tiempo que le dedicarás a cada una. De esta manera, será más sencillo cumplir con tus objetivos cotidianos e iras creando tu propia rutina.  

Integra a tus hijos en tu educación 

Si tus pequeños son lo suficientemente grandes, puedes explicarles lo importante qué es para ti retomar tus estudios y la manera en que ellos pueden apoyarte para que puedas alcanzar tus metas.  

También puedes volverlos parte de tu formación, repasando los temas de clase a través de juegos que les permitan compartir tiempo de calidad juntos.  

Apóyate en tus seres queridos 

Si tus familiares o amigos te ofrecen ayuda con tus hijos para que puedas concentrarte en tu carrera universitaria, no temas aceptarla. Puede ser útil cuando tengas que cumplir con un extenso trabajo o simplemente, para relajarte y olvidarte del estrés.  

Con la ayuda de la Universidad Tangamanga, UTAN, puedes retomar tus estudios y cumplir cada una de tus metas sin dejar de disfrutar tu etapa como mamá.  

Powered by Rock Convert