Los avances en la tecnología educativa están cambiando la manera en que se transmiten y se reciben los conocimientos en escuelas, universidades y en casi cualquier institución que se dedique a formar a personas.

Si comparamos las herramientas y los ambientes que se utilizaban hace 20 o 30 años con lo que se usa hoy, veremos amplias diferencias, ya que han surgido elementos muy útiles para la docencia.

En este artículo queremos mostrarte componentes de la tecnología educativa que forman parte de este giro y que han permitido que los estudiantes puedan aprender mejor y más rápidamente.

¡Buena lectura!

ebook por qué estudiar pedagogíaPowered by Rock Convert

1. Realidad aumentada

Sin duda, es la herramienta más revolucionaria y disruptiva de las que verás a continuación. Esta tecnología, que no sólo está dirigida al campo educativo, consiste en la percepción virtual de un entorno de manera visual y auditiva. Es decir, un ambiente digital que simula el real y que le genera al usuario la sensación de estar inmerso en éste.

Pero, ¿cómo también es tecnología educativa? Es sencillo de imaginar, ya que casi todo lo que se aprende en la escuela y en la universidad a nivel teórico es abstracto, es decir, sobre papel o una pizarra.

Con la realidad aumentada se puede llevar al estudiante a percibir de primera mano eventos históricos, transportarlo a lugares para aprender geografía, visualizar ecuaciones matemáticas en 3D, sumergirse en la biología humana y ver cómo se comporta a nivel microscópico.

La imaginación es sólo el límite para esta tecnología educativa, y ya muchas escuelas y universidades la usan en algunas asignaturas.

2. Inteligencia artificial

Esta tecnología ha tenido un gran crecimiento en casi todos los sectores de nuestra vida: tareas administrativas, de gestión, videojuegos, entretenimiento y hasta giros menos convencionales como la educación.

Lo que hace la inteligencia artificial es reconocer patrones y elaborar predicciones de manera automática para que el mismo sistema “aprenda” de su entorno y tenga la posibilidad de brindar una mejor experiencia a sus usuarios sin la necesidad de la intervención humana.

Esto es precisamente lo que sucede cuando es aplicada a la tecnología educativa. Por ejemplo, el sistema puede aprender para personalizar la enseñanza, brindar datos sobre el ambiente y fortalecer la relación entre estudiante y profesor.

Sin embargo, existen algunos retos que tiene que enfrentar para poder insertarse de manera permanente y sustentable en las escuelas y universidades del mundo, debido a que aún es una herramienta con un alto costo.

3. Enseñanza en línea

Quizá éste sea el avance tecnológico más importante que ha tenido la educación en los últimos años. En el pasado, para aprender algo, obligatoriamente había que estar presente para recibir los conocimientos, pero con el e-learning la presencia física ya no es limitante.

La enseñanza en línea se basa en un programa educativo impartido 100 % a través de canales digitales o por Internet. No es necesaria la cercanía física entre el docente y el estudiante, pero se puede garantizar que éste último aprenderá como si estuviese en un salón de clases.

Esta tecnología educativa tiene múltiples ventajas, ya que el alumno es el encargado de su propio avance y formación. Para ello debe aprender habilidades de autogestión, organización y disciplina para capacitarse. Eso sí, con ayuda de tutores y otros compañeros.

El e-learning ha dado oportunidad a muchas personas en situaciones que, en el pasado, no les hubieran dado la posibilidad de formarse. Hoy, a través de clases en línea o cursos semipresenciales, se pueden superar las barreras del espacio físico y del tiempo para ser parte de programas educativos que se ajustan a sus necesidades, capacidades y disponibilidad de tiempo.

4. Impresoras 3D

Una de las dificultades más frecuentes que puedes tener al estudiar es la imposibilidad de ver con tus propios ojos las cosas sobre las cuales están aprendiendo. Y no es muy descabellado pensar que hay personas que no pueden terminar la universidad al no entender y procesar todo lo que necesitan hacer mentalmente, usando la imaginación.

Para este problema, la tecnología ha propuesto una solución con las impresoras 3D. Y es que estos aparatos tienen una característica especial, ya que pueden “crear” objetos en tres dimensiones a partir de un diseño en computadora.

Esto es de especial utilidad en carreras y asignaturas relacionadas con el diseño y estudio de formas. Por ejemplo, la ingeniería (para analizar partes mecánicas o recrear objetos microscópicos a mayor escala). Apoyarse en la vista puede mejorar la enseñanza.

Su principal ventaja es que fomenta la creatividad de los estudiantes y mejora la habilidad de resolver problemas complejos. Además, es una excelente herramienta para aprender trabajo en equipo, colaboración y aumentar el interés de los alumnos sobre una determinada asignatura o tópico.

5. Videojuegos educativos

Seguro podrías pensar que jugar con una consola de videojuegos es mero entretenimiento y ocio, pero ese pensamiento ya es cosa del pasado, pues los juegos virtuales han servido como una plataforma más de la tecnología educativa al mejorar capacidades y habilidades en la resolución de problemas, concentración, creatividad, planificación y mucho más.

Uno de los puntos principales donde se apoyan las instituciones educativas más progresistas, es que los videojuegos ayudan a desarrollar el pensamiento lógico en los estudiantes, clave en áreas como la matemática o la física.

Juegos como Minecraft, que presenta una interfaz simple donde el usuario debe crear un mundo a partir de diseños propios, han servido para ayudar a niños a desarrollar su capacidad creativa e imaginativa, fundamental para estudiantes de ingeniería, arquitectura, diseño o el arte.

La tecnología educativa permite a jóvenes y adultos aprender de una manera más placentera y motivadora, bien en una universidad, instituto o simplemente un curso.

En los próximos años seguramente veremos avances más palpables en los campus, ya que las organizaciones a cargo de la educación pública y privada están viendo cómo la tecnología y las plataformas digitales son más que un lugar de ocio, y se han convertido en una herramienta para mejorar la enseñanza y el aprendizaje.

Si esto te parece emocionante e interesante, entonces debes conocer las cosas que aprendes en la universidad, para que puedas estar consciente de todo lo que el mundo académico de nivel superior tiene para ofrecerte.