La Fundación Trayectoria de Éxito realizó la décimo sexta ceremonia de entrega de la Medalla Estudiantes Ejemplares, en la que cuatro alumnos de la Universidad Tangamanga, fueron galardonados.    

Esta fundación surgió en 1999, en San Luis Potosí, con el objetivo de promover la Cultura del Reconocimiento, inspirar el desarrollo de emprendedores, y promover modelos de vida exitosos que sirvan de ejemplo para las nuevas generaciones.  

En el certamen de este año, que se realizó el 7 de julio, en el Teatro de la Paz, estuvieron presentes el presidente Municipal de la capital potosina, Francisco Xavier Nava Palacios, y el director de Educación Media Superior y Superior de Gobierno del Estado, Antonio Bonales Rojas.   

Medallistas y Finalistas  

En dicha ceremonia, los 100 mejores estudiantes de San Luis Potosí fueron reconocidos por su alto desempeño académico, y de ellos, solo 30 fueron premiados con una medalla, entre los que destacaron cuatro alumnos de UTAN:   

  • Enrique Bustamante Rodríguez , Campus Industrias , Licenciatura en Ingeniería Industrial.  
  • Mara Lisset Melo Márquez , Campus Huasteca,  Licenciatura en Ciencias de la Educación.
  • Mariana Del Refugio Niño Martínez , Campus Saucito, Licenciatura en Psicología .
  • Usiel Alexis Martínez Domínguez , Campus Tequis, Maestría en Docencia.

Conoce a los finalistas  

Representando al Campus Tequis:  

  • Rosa María Esparza Contreras, Lic. en Pedagogía.  
  • Minerva Viviana Robledo Reyna, Lic. en Mercadotecnia  
  • Betzabeth Almazán Morales, Maestría en Criminología   
  • Mayra Fernanda Méndez Martínez, Maestría en Criminología  

Por parte del Campus Industrias:   

  • Alejandro Narváez Flores, Lic. Ingeniería Automotriz  
  • Sanjuana Puente Puente, Lic. Ingeniería Industrial  

  Mientras que del campus Huasteca:   

  • María del Rosario Pineda Torres, Lic. en Administración de Empresas  

Palabras de éxito  

En breves entrevistas con los medallistas de UTAN, ellos nos contaron sobre su experiencia en el certamen, sus aprendizajes en el proceso y sus consejos para lograr ser estudiantes ejemplares.

Enrique Bustamante Rodríguez medallista de UTAN, Campus Industrias   

Con la voz entrecortada de la emoción, Enrique nos comentó que participar en este certamen le ayudó para cuestionarse a sí mismo y a no olvidar ser humilde:   

“Ahí nos patearon el cerebro muy sabroso, nos cuestionaron sobre nuestros valores, nos enseñaron a detectar nuestras limitantes y cómo superarlos; aprendí mucho de todos los jóvenes, me di cuenta que todavía hay muchas personas con muchos valores, dispuestos a mejorar. Sobre todo, aprendí a ser humilde ante todo momento y ante toda circunstancia”.   

Recordó, con mucha alegría, el gusto que le dio anunciarle al Rector de UTAN Campus Industrias que había sido finalista:

“Estaba súper emocionado, me emocionó ir a mi universidad y decirles en la UTAN: Aquí estoy, soy finalista, más porque fuimos tres finalistas de Industrias y para mí todos debieron ganar la medalla. Pero se vive con mucha emoción, es una gran ilusión estar dentro de los 100 mejores. El Rector me dijo que estaban orgulloso y que para ellos ya éramos ganadores”.   

Además, platicó que no creyó que ganaría la medalla, y que haberla ganado fue gracias al apoyo de su familia:

“Mi esposa me preguntaba: ¿y si no ganas?, yo le dije: mi medalla son ustedes, mi esposa y tres hijos, y si gano le ponemos un cordón grandote a la medalla y nos la ponemos todos”.   

Por último, compartió su receta del éxito:

“Hay tiempo para todo, hay tiempo para estudiar y hay tiempo para divertirse. Yo les diría a las nuevas generaciones que no nos cuesta nada ser responsables, tener disciplina, y no frustrarse por que las cosas no salgan a la primera o por no entender una materia, hay que ser perseverantes”.   

Mara Lisset Melo Márquez de UTAN Campus Huasteca 

Mara nos platicó que aceptó participar en el certamen por el aprendizaje que éste le podría dejar.   

“Me gustó mucho la propuesta, la ideología, toda la filosofía que maneja la organización acerca de los logros, no porque se me reconocerá a mí. No entré por la medalla, sino por el aprendizaje. Nos motivaron mucho por el lado que nada nos limite, nos enseñaron a quitarnos todo lo que los limita, todo lo que nos molesta para avanzar. El certamen para mí se convierte en una bendición, me ayudó a darme cuenta de muchas cosas, a cuestionarme muchas cosas, a ver hasta dónde puedo llegar”.   

Ella tampoco creyó ganar la medalla, pero el hacerlo le dio gran felicidad por ella y por UTAN Campus Huasteca.   

“Personalmente yo no pensé ganar la medalla, conocí a muchos compañeros de los que aprendí muchos y no pensé que fuese a ganar, la medalla la visualizaba para todos, todos tienes una fórmula para la constancia y el éxito. Para mí fue un orgullo enorme portar el nombre de mi universidad, yo lo que más quería era escuchar ese día el nombre de mi universidad”.

Sobre su receta para ser una estudiante ejemplar, dijo que todo comienza con tener un sueño.   

“Mi fórmula del éxito ha sido soñar, imaginar, desearlo y después trabajarlo. En todos los proyectos que me he propuesto siempre me visualizo, me veo consiguiendo todo lo soñado y trabajo duro para poder conseguirlo. Nunca dejó de ponerme metas, ahorita que ya voy a terminar la licenciatura, ya estoy pensando en inscribirme a la maestría. Les aconsejo que se atrevan a soñar sin miedo”.  

Usiel Alexis Martínez Domínguez de UTAN Campus Tequis  

El medallista de Tequis comentó que participar fue una buena decisión, más allá de la medalla, por los aprendizajes que le dejaron los demás participantes.   

“Me gustó mucho participar, son un hombre de retos y de aprendizaje constante, el proceso se dividió en dos etapas y tuvimos la oportunidad de escuchar las historias de ganadores de la medalla de años anteriores, eso te enseña mucho y motiva; también hubo oportunidad para debatir entre nosotros y te das cuenta que hay personas muy capaces de las que puedes aprender mucho. Fue una gran experiencia”.   

Además, destacó que este logro se debe al apoyo de la familia y profesores que ha tenido.   

“Sin duda el apoyo de la familia es muy importante, y de todo lo que he aprendido de los profesores tanto dentro como fuera de las aulas, la exigencia de la escuela, y todas las lecciones que día a día te dan”.   

Sobre receta para ser estudiante de ejemplar dijo que es la motivación que le da su hijo.   

“Siempre he luchado por salir adelante, por crecer, por nunca darme por venido pase lo que pase. Mi motivación es mi hijo, darle lo mejor, tener la oportunidad de darle una buena calidad de vida, ser un buen ejemplo para él y para todos. El secreto es no darse por vencido luchar día a día por lo que quieres y por los que quieres, en esa motivación está la fuerza para lograr la meta.”    

Mariana Del Refugio Niño Martínez de UTAN Campus Saucito  

Mariana comentó que disfrutó mucho participar en el certamen, ya que fue la oportunidad de demostrar quién es, y por la posibilidad a estudiantes de distintas instituciones y de todas las carreras.   

“Lo disfruté mucho, me gustó que me evaluaran humanamente, dar a conocer lo que me ha enseñado la universidad y familiares, gracias a eso soy quien soy. Fue una experiencia muy padre poder convivir con muchos estudiantes de distintas universidades, de todas las carretas, de todos los niveles, había de licenciatura, maestría, doctorado y todos con distintas ideas y maneras de pensar.  Era muy padre que a pesar de que no pensábamos igual, nos respetábamos .” 

Sobre la medalla que ganó dijo que haberla ganado supero sus expectativas de haber participado:

“El día de la medalla, fue ¡wow! fue un honor. No pensé ganar la medalla, mi objetivo mi meta no era tanto ganar la medalla sino estar entre los 100 mejores. El día de la premiación fue muy padre, Luis Antonio, director de Aliat Emprende me felicitó, el rector estaba presente, cuando escuchó que me daban la medalla me grabó, me tomó fotos, se agradece el gesto de emoción de ese instante. Mis papás estaban muy emocionados, querían que le dijera a todo mundo que había ganado. Ms amigos, familiares, maestros, el rector, fue muy padre, siempre estuvieron ahí apoyando”.  

Sobre su receta y consejo para lograr ser estudiantes ejemplares dijo que:   

“Lo que hagas hazlo para ayudar a los demás, esa es la mejor receta hazlo para ayudar, somos una sociedad, y a lo mejor no todos van a estar contentos con lo que hagas, pero si lo que haces, no lo hagas para que te den algo a cambio. SI te gusta algo, hazlo con todo el corazón, aunque en ocasiones sientas que no puedes, no te rindas, al final valdrá la pena”.   

Si no viste o quieres volver a vivir la ceremonia de entrega de la Medalla Estudiantes Ejemplares, dale clic a este link.  

Recuerda que como alumno de la UTAN si necesitas apoyo, puedes acercarte a tus Mentores, Docentes y personal Administrativo ¡no desistas!

¡La UTAN es tu casa, tu universidad!