“Bueno es ir a la lucha con determinación, abrazar la vida y vivir con pasión. Perder con clase y vencer con osadía, porque el mundo pertenece a quien se atreve y la vida es mucho más para ser insignificante”.

-Charles Chaplin.  

 Efectivamente, la vida, los triunfos, los éxitos son de aquellos que se atreven y buscan siempre ir más allá de los paradigmas, de las condiciones e incluso de las limitaciones que se puedan tener.  

En la vida siempre se encontrarán pretextos para no continuar estudiando, cuando se piensa en realizar un posgrado son más los “no” que se encuentran que los “si”, entonces, es importante buscar esa motivación que nos lleve a encontrar razones para un SÍ.  

Por qué importa 

En este entorno, estudiar un posgrado es una decisión trascendental para el proyecto de vida, es una determinación, y si eres mujer será incluso más audaz por todos los retos que representan los roles y las funciones que desempeñan. 

Echemos un vistazo a aquellos que se han atrevido a estudiar un posgrado.  

En México sólo 8% ha cursado una Maestría o un Doctorado, es decir 390 mil personas (ANUIES, 2020).  

De este total de estudiantes, desde 2018, 52% eran mujeres, según la Secretaría de Educación Pública, esto implica que  

“Uno de los fenómenos que caracteriza la expansión de la educación superior en México en las últimas décadas es la mayor participación de las mujeres” 

-Garay y Del Valle, 2011, p.3. Revista Iberoamericana de Educación Superior (RIES), 2(6):3-30. 

Lo que ha permitido que poco a poco las mujeres ingresen a espacios sociales, educativos y gerenciales que antes eran exclusivos para los hombres. 

Aunque las cifran son alentadoras, no es suficiente pues en países como Brasil 57.1% de los estudiantes son mujeres, y en el terreno local, por ejemplo, en San Luis Potosí, según la ANUIES, durante el ciclo 2019-2020 sólo 2 mil 523 mujeres estudiaban una Maestría y 586 un Doctorado, es decir, 58% y 54%, respectivamente.  

En el caso de Universidad Tangamanga, Campus Tequis, el porcentaje de mujeres inscritas en maestrías o en general nivel posgrado, ya sea Maestría en Administración, Ciencias de la Educación, Criminología, Industrial, Finanzas, Gestión logística, Recursos Humanos y Psicología para la Salud es de un 50%.  

Con base en lo anterior, queremos recomendarte el siguiente material gratuito, descárgalo.

Powered by Rock Convert

Por qué es una necesidad 

Pero, ¿por qué estudiar un posgrado es hoy una necesidad y no una opción para las mujeres?  

En un contexto global, la importancia de los estudios de posgrado es evidente, y éstos son determinantes de primer orden sobre la producción científica y tecnológica y, consecuentemente de la calidad de vida o la riqueza de los países (OCDE / BIRF / Banco Mundial, 2013). 

Sin dejar de lado la ventaja de poseer una formación diferenciada ante una oferta laboral, por ejemplo, la de conocimientos multidisciplinarios y competencias trasversales, cuyo resultado son potenciales opciones adicionales de empleo y remuneración.  

Para un país, entre más de sus estudiantes opten por un posgrado significa grandes beneficios en la investigación y la generación del conocimiento que por supuesto tendrán un impacto tanto en el terreno educativo como en el económico.  

Específicamente, entre las estudiantes mujeres en el nivel posgrado, incrementar su porcentaje de matriculación no es el único reto, ahora es necesario crear más espacios en el mercado laboral y social para ellas.  

Decídete, el momento es ahora

Se necesitan mujeres determinadas en vencer los prejuicios para alcanzar a cargos directivos, mujeres que acepten el reto de empoderarse y empoderar a otras; las cuales generen, con esto, una sociedad más equitativa y humana.  

Dado que en México sólo 16% de las mujeres ocupa un cargo directivo (lugar 23 globalmente), es menester propiciar un liderazgo equitativo y que las empresas implementen estrategias que permitan el desarrollo de su talento femenino.  

Por lo anterior, necesitamos más mujeres inspiradoras para hacer cada día más pequeña la brecha de género; mujeres que estudien el posgrado que quieran, que no se limiten por los roles, que sean directoras de su destino y propulsoras de las que están activas hoy y de las que vienen en camino.  

 “La vida es una osada aventura o nada en absoluto”

-Helen Keller.  

En 2020, se detectó que, del total de personas interesadas en cursar un posgrado en México, el 55% son mujeres, esto arroja una valiosa cifra de oportunidades de revolución empresarial, así como, las mujeres aportan el 37% al Producto Interno Bruto en México, señala la Top.E University con ayuda de estudios arrojados por según datos arrojados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en conjunto con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD). 

¡Hemos llegado al final de este artículo! Así que, esperamos que te haya servido de inspiración y motivación para dar el paso hacía un mejor futuro y te decidas a estudiar un posgrado. 

Agradecemos la colaboración de este artículo de la Dra. Manuela Jiménez Meraz,Coordinador Académico de Posgrados de la Universidad Tangamanga-UTAN, Campus Tequis. 

Si quieres conocer más sobre nuestra oferta, no dudes en contactar con un asesor educativo, ¡listo para orientarte y aclarar tus dudas! 

Powered by Rock Convert

Fuentes:  

ANUIES. (2020). Anuarios Estadísticos de Educación Superior.  
De Garay, A. y Del Valle-Díaz-Muñoz, G. (2011). Una mirada a la presencia de las mujeres en la educación superior en México. Revista Iberoamericana de Educación Superior (RIES), 2(6):3-30. 
Mendoza, V. (2019)Hay más mujeres mexicanas en posgrado, pero tienen menos oportunidades 
OCDE / BIRF / Banco Mundial. (2013). Evaluaciones de Políticas Nacionales de Educación: La Educación Superior en Colombia. París: OCDE.