Si estás leyendo este artículo, quizás te estés preguntando qué es más conveniente, ¿obtener un título universitario o trabajar para lograr experiencia laboral?

Algunas personas piensan que trabajar para contar con experiencia laboral es una buena idea, especialmente cuando les resulta difícil invertir en una universidad. También, consideran que de esta manera obtendrán dinero más rápido y fácil. Sin embargo, las posibilidades de éxito que ofrece un título universitario son mucho mayores y más seguras.

A continuación, te entregamos 5 razones para que compruebes su importancia y sus beneficios.

1. Validación de aptitudes y conocimientos

La obtención de un título universitario no sólo significa una recompensa a tu esfuerzo, sino que también te otorga las garantías necesarias —en este caso, las certificaciones de tus conocimientos académicos— para convertirte en un profesional y, así, desempeñarte en el ámbito laboral que desees.

Además de dar valor a tus conocimientos, te posibilitará seguir formándote en el área que sea de tu preferencia, ya sea en México o en el extranjero.

2. Ventajas en el mercado laboral

Las empresas necesitan empleados comprometidos y disciplinados para cumplir con sus objetivos, personas que sean constantes a lo largo de un proyecto y, fundamentalmente, sepan relacionarse e interactuar con otros profesionales dentro de un grupo de trabajo.

En este sentido, contar con un título universitario te brindará una mayor apertura al mercado laboral: no sólo conseguirás mejores empresas donde trabajar, sino que también te posicionará en un lugar más privilegiado que cualquier persona que sólo haya terminado el bachillerato.

3. Obtención de conocimientos técnicos

Con un título universitario, obtendrás mejores habilidades técnicas para desempeñarte con mayor eficacia en cualquier empresa.

Sin duda, los conocimientos técnicos harán que seas más competitivo en relación a otros candidatos al momento de buscar trabajo y te convertirán en un especialista autónomo, organizado y responsable, cualidades que todos los empleadores consideran fundamentales.

4. Mejoras personales y sociales

Aquellas personas que acceden al estudio de una carrera universitaria tienen la oportunidad de un crecimiento profesional que sirve para mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Ahora, ¡eso no es todo! Ese conocimiento adquirido también beneficia al futuro del país para su construcción y desarrollo.

5. Acceso a una mejor remuneración

Si obtienes un título universitario, la empresa que necesite de tus habilidades será consciente de tu capacidad para concluir un ciclo y sabrá que te esfuerzas para cumplir tus objetivos.

Con la incorporación de conocimientos teóricos y prácticos, como vimos anteriormente, corres con ventaja en relación al resto: en efecto, en el mercado laboral mexicano, quienes poseen un título ganan en promedio cuatro veces más que aquellos que sólo terminaron el bachillerato.

Como ves, estas 5 razones demuestran que estudiar una carrera, más que un gasto, es una inversión.

Ahora que ya sabes por qué vale la pena tener un título universitario, te invitamos a responder el siguiente quiz:

CTA-FINAL_quizz